BICICLOWN.com
Medyka
Ucrania
Biciclown
Km
160.067
Días
4.332
Países
96
La pregunta que más veces me han hecho resuelta en un vídeo

Una hora que muchos alumnos jamás olvidarán y que les hará ver el mundo de otro color.

Descubre las tres bicicletas de mi vuelta al mundo. Orígenes y materiales.
Por 1,75 usd puedes alquilar alguno de los documentales del proyecto. Menos de lo que vale un café. Disponible sobre Cuba y sobre América.
Biciclown Biciclown
Últimas Noticias
Hay una parte de la Tierra que parece colgada del Polo Norte, como la lámpara de araña del salón de la casa de tu abuela. Tres países fluyen como un río de ese punto: Finlandia, Noruega y Suecia. Hace poco más de un mes llegué al punto más al norte de Europa, Cabo Norte, y ya he comenzado el rápido descenso para evitar que las nieves me hagan hibernar por esos confines del mundo.

 

No se si hay ensaladilla rusa en Rusia. No lo podré averiguar. El Consulado de España en San Petesburgo se ofreció a cursar un Visado de visitante para que pueda llegar a conocer un poco ese país. Fueron varios correos electrónicos con la Secretaria del consulado hasta que la mujer me dijo que debía solicitar mi visado en España. Un poco difícil cuando uno está dando la vuelta al mundo, pero la mujer debió pensar que estaba hablando con un hombre de negocios y no con un tipo que viaja en bici por el mundo. La burocracia rusa parece obligar a quién es invitado a solicitar el visado en su país de origen. O tal vez sea una escaramuza para evitar la invitación pues resulta difícil de creer que la mujer desconozca, tras varios correos como digo y habiendo recibido mi proyecto detallado, que no estoy residiendo en España. Es muy posible que se estuviera haciendo la sueca.


Algo ha ocurrido este mes de Julio para haber acumulado más de 2.000 kilómetros en las piernas cuando lo habitual es hacer unos 1.500. Y en Agosto con medio mes transcurrido ya llevamos 1.000. Entré a Noruega por Kristiansand el seis de Julio y hoy, quince de Agosto, he llegado a Cabo Norte. No he elegido el camino más recto, ni el más corto, ni el más llano. He seguido el camino que me marcaba, a diario, mi intuición: mi verdadero gps. He visitado las Lofoten, archipiélago de inmerecido renombre que hoy es un ir y venir de caravanas que deben apretujarse en las estrechas carreteras para cederse el paso. Recuerdo que en Nueva Zelanda abundaban las furgonetas de alquiler que eran odiadas por los locales, puesto que sus ocupantes no acudían a campings sino que aparcaban en cualquier lugar haciendo sus necesidades allí mismo, pues esas pequeñas furgonetas no tenían baño químico. Proliferaban los carteles de no acampar.

 


Este país es duro para pedalear. El sol de Dinamarca me acompañó apenas un día más pero pronto llegarían las nubes convirtiendo las primeras jornadas en Noruega en duras y húmedas. Mal acostumbrado como estaba a los campings con techo, gratuitos, de Dinamarca, me vi metido en un país, Noruega, donde acampar por libre es tarea de maestros. Al menos en el sur, en donde aún no hay demasiados bosques que permitan adoptar la camaleónica figura de árbol y pasar desapercibido. Las nubes están cargadas de lluvia y de dinero, porque como ya me habían predicho, los precios están por las nubes. Una de las primeras palabras que he aprendido en Noruego es Tilbud, que significa descuento. Mi dieta diaria viene marcada por unas etiquetas de color naranja y un número, 40 ó 50 %, que alguien va colocando en algunos productos del supermercado. Son productos en su mayoría vencidos y que la ley permite vender a menor precio. Otros alimentos como el pan o las frutas o verduras son arrojados al contenedor de basuras. Aunque en algún pueblo lo cierran con candado, no en otros, y pronto me voy acostumbrando a visitar primero esa sección del supermercado, situada en el exterior, y luego la parte de rebajas. No falta el día que encaro directamente a la encargada y le pregunto por algún producto que haya desechado y que vaya a tirar a la basura. Así me ahorro la primera parte de la visita. Los que habéis visto el documental Contagiando Alegría recordareis esas escenas en Brisbane..., pues igualito en Noruega.

Biciclown Biciclown
¿Quién es Álvaro Neil?
Mi nombre es Álvaro Neil, aunque más gente me conoce como el biciclown. Desde el año 2.001 vivo en mi bicicleta, y desde el 2.004 de forma ininterrumpida sin regresar a mi ciudad Oviedo (Asturias-Spain). No tengo planes de regresar hasta que no termine mi proyecto: Miles of Smiles Around the World. En principio en el 2.014, pero voy con algunos años de retraso. Lo de biciclown es debido a que viajo en bici y a que soy payaso. Ofrezco espectáculos de clown, magia, malabares, acrobacia, de forma gratuita a favor de las personas más humildes.
Especial de la CNN del clown que reparte sonrisas por el mundo (Espectáculo de El Salvador)


Biciclown
Proveedores
Participa
Dale un empujón al biciclown en las subidas, en los desiertos o en su cuenta de “La Caixa”.
Nº cuenta: 2100 1693 92 0200060754
IBAN ES42 Código SWIFT: CAIXESBBXXX
Con la ayuda de Korama las novedades de cada mes gratis para ti.
Boletín Enero AQUI
Facebook Twitter Skype Youtube
Biciclown
Biciclown
biciclown@biciclown.com
Web designed by Moluanda
Powered by Motorito